Seguinos en:
 
 
 
 
 

 

Vacuna Antigripal

 

Magnitud del problema

 

En Estados Unidos de Norte América la epidemia de gripe o influenza se presenta habitualmente en invierno y durante la década del 90 provocó alrededor de 36.000 muertes. Todos los grupos etarios están expuestos, siendo más frecuente en niños de 5  a 15 años con tasas de ataque hasta del 50% en ese grupo, pero observándose una mayor morbimortalidad (mayores períodos de complicaciones y muerte) en las personas mayores de 65 años, niños menores de 2 años y pacientes inmunocomprometidos (disminución de las defensas) de cualquier edad. Estos últimos  tienen mayor riesgo de presentar complicaciones severas siendo más frecuente la hospitalización y la muerte. En los años recientes debido a la introducción de la vacuna la morbilidad de la enfermedad ha disminuido significativamente. Sin embargo es imprescindible que los pacientes con mayor riesgo de complicaciones, así como los médicos clínicos y especialistas que asisten pacientes de riesgo tomen conciencia de la verdadera necesidad de indicación de la vacuna.

Enfermedad y vacuna

La influenza o gripe no complicada se caracteriza por comienzo brusco con fiebre elevada, dolores musculares intensos, malestar general, dolor de cabeza y de garganta, tos seca y rinitis (secreción y picazón nasal). El período de incubación es de 1 a 4 días (media 2). La transmisión se produce de persona  a persona a través del aire espirado por las secreciones respiratorias. La duración habitual es de 5 a 7 días, pudiendo la tos y el malestar general persistir algo más de 2 semanas. En ciertas personas con mayor riesgo de transmisión (ver indicaciones) la influenza puede complicarse con neumonía, cuadros atípicos tipo septicemia (más en jóvenes), compromiso cardíaco, y encefalitis. Es importante destacar que existen otras infecciones virales respiratorias que son confundidas habitualmente por los pacientes como por ejemplo la del resfrío común que no presenta el comienzo brusco señalado ni fiebre elevada ni dolores musculares intensos. Asimismo se autolimita en 4 a 6 días y no adquiere gravedad.
La vacuna antigripal, como su nombre lo indica, brinda protección para la influenza o gripe. Debido a que los virus de la misma varían año tras año a nivel mundial la composición de las vacunas con relación a las cepas que son incluidas se ajusta a las normativas de la Organización Mundial de la Salud.

 Se trata de una vacuna polivalente con tres cepas de virus fraccionados, purificados e inactivados. En su composición incluye 2 cepas del tipo A y 1 del tipo B.

Indicaciones

Se aplica por vía intramuscular en el músculo deltoides en los niños mayores de 12 meses y en adultos. En los lactantes que no caminan en la región antero-lateral del muslo.
Se puede administrar a partir de los 6 meses de edad.  Está indicada en personas  con alto riesgo de presentar complicaciones y o severa enfermedad como Personas de cualquier edad con condiciones médicas y o modalidades terapéuticas que provoquen inmunocompromiso: diabetes, insuficiencia renal, enfermedad hepática crónica, leucemia, linfoma de Hodgkin y no Hodgkin, mieloma múltiple, hemoglobinopatías, infección por HIV/ SIDA y asplenia funcional u orgánica (alteración de la función o ausencia del Bazo). Pacientes sometidos a terapias inmunosupresoras (tratamientos que disminuyen las defensas). Adultos y niños con enfermedades crónicas del aparato respiratorio y   cardiovascular: asma bronquial, enfermedad pulmonar obstructiva crónica,    insuficiencia cardiaca, etc. Personas de más de 65 años. Niños y adolescentes con tratamiento prolongado con ácido acetilsalicílico, Toda persona que por su relación laboral (trabajadores de la salud, servicio doméstico, maestros), se encuentren en condiciones de transmitir la influenza a grupos  vulnerables.
Mujeres embarazadas con más de catorce semanas de gestación, que durante el segundo y tercer trimestre estarán en épocas de epidemia de gripe. Adultos y niños que conviven con otras de alto riesgo (familiares).
Niños que hayan requerido internación el año anterior por patología metabólica crónica.
Personas que tienen funciones céntricas en situaciones de epidemia como maestros, servicios de seguridad, etc.

Esquema y vía de administración

Una dosis anual en los meses de marzo, abril o mayo, por vía intramuscular en el músculo deltoides del brazo.

Efectos secundarios

  • En el sitio de aplicación: molestia o dolor transitorio, nódulo (dureza) y eritema (enrojecimiento)
  • Manifestaciones generales: fiebre, dolores musculares, malestar general, escalofríos, dolor de cabeza.

Observaciones

Está contraindicada en:
a) todos aquellos que han presentado reacciones alérgicas graves luego de la aplicación de una vacuna.
b) toda persona que, pese a tener indicación, se encuentre padeciendo un cuadro febril agudo.
Se puede aplicar simultáneamente con otras vacunas en sitios diferentes.

subir         atrás

 

 

 

 
 
Larrea 1031 - PB - Ciudad Autónoma de Buenos Aires (C1117ABE) Argentina - Tel. 4823-1313 (Líneas rotativas) - info@vacumed-vacunas.com.ar